lunes, marzo 06, 2006

La Obesidad es Invisible....

La obesidad infantil es un problema sumamente frecuente en nuestro medio, sin embargo la mayor parte de estos niños con sobrepeso no suelen ser una preocupación para sus familiares ya que "comen bien" y lucen bien a los ojos de los padres, sólo cuando el sobrepeso es excesivo es cuando los padres suelen alarmarse y buscan ayuda profesional. Sin embargo los padres de niños "normales", con "apetito normal", son los que con frecuencia se preocupan porque ven a los hijos demasiado delgados y creen que no comen lo suficiente, sin embargo la mayor parte de los pesos y tallas suelen estar dentro de límites normales para la edad. Me da mucho la impresión que existe una incapacidad de muchos padres de detectar la obesidad, realmente "no la ven". Muchos de los niños que comen bien, "a los ojos de sus padres", son niños que comen demasiado y que progresivamente acumulan grasa en el abdomen y que con el tiempo adquieren un sobrepeso importante, en la mayoría de estos casos los padres suelen negar que exista un problema y se resisten a ver la realidad, aún cuando los pesos están muy por arriba de lo recomendable, estos padres ven como algo terrible que se puedan visualizar las costillas de sus hijos y los abdomenes abultados son algo normal que indica una buena nutrición. Cuando se les comenta de un problema de sobrepeso, se suelen sorprender en un prinicipio y suelen negarlo, a veces incluso se pueden molestar por el comentario. La realidad es que la obesidad es un problema muy frecuente en nuestro medio y que debe de ser detectado a tiempo, lo normal es que los niños deben de estar dentro de los límites normales de peso y talla para su edad y la relación entre el peso y la talla debe de ser adecuada para su edad y el índice de masa corporal (IMC: peso en Kg dividido entre la talla en m al cuadrado) debe de ser normal para la edad. Normalmente las costillas deben de ser visibles, el abdomen debería ser plano o ligeramente abultado y la cantidad de grasa que puede ser "pellizcada" entre ambos dedos no debe de ser muy abundante. Si el niño es muy grande para su edad o se aprecia con alguna "llantita" o "longita" debería de ser pesado y medido y evaluado parta descartar la posibilidad de sobrepeso. La obesidad es un problema muy frecuente en nuestro medio y puede ser causa de importante deproblemas serios como hipertensión arterial, diabetes, alteraciones respiratorias, baja autoestima y otros problemas serios. Si existe cualquier indicio de que tu hijo pueda tener sobrepeso o si come "muy bien" a los ojos de la familia es posible que puedas tener un problema de sobrepeso y deberías de checar al niño con un especialista calificado que te pueda indicar mediante tablas de peso y talla en donde se encuentra tu hijo, además es importante realizar el IMC para poder catalogar el grado de obesidad del niño.
De antemano debemos recordar que la obesidad es algo que se niega en nuestro medio y que resulta "invisible" a ojos de la mayor parte de las personas.