lunes, febrero 06, 2006

Supositorios para el estreñimiento en bebés

Esta suele ser una práctica muy común pero a la vez puede ser un gran problema. Antes que nada debemos de empezar por definir con claridad el estreñimiento que se define como la presencia de evacuaciones "secas y duras", "difíciles de expulsar" y con una frecuencia menor a 3 veces por semana o más de 3 días sin evacuar. Si estas condiciones no se dan lo más seguro es que no se trata de un estreñimiento real.
Bajo condiciones normales los bebés pueden dejar de obrar por algunos días, esto es más frecuente en los niños alimentados con fórmula en donde se puede presentar evacuaciones menos frecuentes y de características normales, aunque la fórmula también puede aumentar la consistencia de estas. En los casos de niños alimentados al seno materno se puede presentar la situación de que el niño deje de evacuar por varios días lo que esta en relación con una absorción muy completa de la leche que puede dejar muy poco residuo para evacuarse, esta situación es menos frecuente que los problemas con la fórmula.
El gran problema empieza con que las personas consideran que los niños deben de evacuar por lo menos una vez al día, lo cual es lo más habitual pero como vemos no es necesariamente cierto. No con poca frecuencia encuentro que los padres se angustian de sobremanera porque el niño lleva "varias horas sin evacuar" y generalmente asocian a este evento la presencia de irritabilidad o cualquier cosa rara que aprecien de la conducta del niño. Desgraciadamente los papás sienten que "siempre tienen la razón" porque la creencia popular dicta muy claramente que el niño debe de evacuar por lo menos una vez al día.
El problema empieza porque la práctica de poner un supositorio para resolver el "supuesto problema" es tan frecuente que se toma a la ligera y en muchos casos incluso se hace sin consultar al médico. Esto resuelve en la mayor parte de los casos el que el niño evacúe, pero evita que se haga de una forma normal, lo que puede condicionar que se retrase la presencia de una nueva evacuación normal. Con el tiempo (y el uso recurrente de supositorios) el cuerpo del niño se hace dependiente del estímulo del supositorio para poder evacuar, lo que produce un verdadero problema de estreñimiento y genera un círculo vicioso en donde el niño requiere el supositorio para evacuar y el supositorio genera retraso de la evacuacón normal. Como vemos el supositorio no resuelve el estreñimiento, más bien "lo genera".
Desgraciadamente varios médicos utilizan el supositorio muy a la ligera y favorecen que se refuerce entre las personas la falsa creencia de que resuelve el problema, también es frecuente que se refuerce la falsa creencia de que el niño debe de evacuar diario, lo que genera más estrés y preocupación para los padres.
Mis recomendaciones serían las siguientes:
  • Los bebés pueden pasar hasta 72Hrs sin evacuar, lo que no es necesariamente un problema.
  • Si el bebé no ha evacuado y existe angustia de los padres, debemos de realizar un masaje suave en el abdomen para estimular que el bebé evacue de forma normal.
  • Si han pasado más de 72Hrs se puede estimular la región anal para provocar la evacuación del bebé.
  • El uso de supositorios debe de ser el último recurso.
  • El uso rutinario del supositorio debe de ser proscrito.
Debemos de evitar el uso de los supositorios, ya que es una causa frecuente de estreñimiento verdadero y solo cura la angustia de los padres pero no resuelve el problema que en muchos casos puede no existir.