miércoles, febrero 01, 2006

¿Es útil el exudado faríngeo?

Existe la creencia de que el exudado faríngeo suele ser muy útil para el diagnóstico de problemas, sobre todo en niños con problemas recurrentes de vías respiratorias, sin embargo en mi opinión personal suele ser un estudio inútil en múltiples ocasiones e incluso puede inducir errores frecuentes si nop se interpreta adecuadamente. Hay que tomar en cuenta que el estudio siempre resulta positivo para bacterias, por lo que no existen resultados sin desarrollo, esto es fácil de comprender ya que es una zona no estéril que tiene contacto con alimento y difícilmente podria ser estéril. Los laboratorios más serios y confiables suelen reportar resultados como flora normal, flora no patógena o especificar que el estudio debe de ser interpretado cuidadosamente en base al estado clínico del pacioente. Desgraciadamente con frecuencia se reporta "todo lo que se encuentra", lo que resulta en una decisión por parte del médico que si no es adecuada puede condener a un tratamiento innecesario con antibiótico o a juicios clínicos falsosque enferman a un niño que no lo está. Bacterias como haemophilus, neumococo o staphilococcus suelen ser hallazgos frecuentes en este tipo de estudios y no necesariamente representan un problema infeccioso en el niño y en muchos casos son culpados falsamente de cuadros diversos en el niño por el simple hecho de formarparte de la flora normal de nuestro paciente, por ello el querer erradicar a estas bacterias puede ser una "misión imposible" de realizar y expone al niño a un tratamiento innecesario con antibiótico que probablemente no resuelva el problema. De antemano pocos suelen ser los casos que requieran un tratamiento, el más frecuente sería la presencia de Streptococo beta hemolítico del grupo A, que de ninguna forma se puede considerar como normal y que su aparición requiere de forma inequívoca tratamiento con antibiótico y su erradicación. También se puede evaluar otras bacterias en base a un juicio clínico, pero se requiere un reporte exacto del laboratorio que clasifique a las bacterias y que nos indique si existe un potencial patógeno, esto requiere que se clasifique a las bacterias de forma precisa y que el médico conozca del potencial patógeno real de las mismas, esto sucede así con algunas especies de haemophilus influenzae o neumococo por poner un ejemplo. A mi juicio personal este estudio no debe de ser tomado tan a la ligera y no debe de ser interpretado (como es frecuente) por padres de familia o médicos no calificados. Su uso debe de ser solo en casos específicos donde existe la sospecha particular de alguna bacteria patógena que pueda dar lugar a problemas y que la persona pueda estar funcionando como portador de la misma, por lo mismo lo ideal sería utilizar el estudio para buscar a esta bacteria y no para "ver que sale". El caso más preciso sería la búsqueda de Streptococo beta hemolítico del grupo A en pacientes que sufren cuadros de faringoamigdalitis recurrente. El error más frecuente encontrado es el tratamiento de staphilococcus aureus (que excepcionalmente puede ser causa de faringitis) que es con mucha frecuencia parte de la flora normal.
De antemano creo que es muy importante conocer a fondo el estudio para poder hacer una interpretación lógica y correcta para determinar las medidas más adecuadas para el tratamientode nuestro paciente.